miércoles, 15 de diciembre de 2010

LIMO.













Me acuerdo de esa noche y es como si la hubiera soñado. Aquí en Valencia ya me sabe mal gastarme más de 10 euros en una discoteca y allí me volvía loca.
Poca gente se creería que alquilaron una limusina con Lucía y conmigo para despedirnos, que estuvimos horas ahí metidas, escuchando música, bebiendo, riendo, hablando inglés, visitando San Francisco de noche, cruzando el Golden Gate, Sausalito... Lo echo tanto de menos...
San Francisco es la ciudad más encantadora que he visitado, en cuanto pueda volveré... ¡y con más de 21 años! (allí éramos menores de edad y ni siquiera nos vendían alcohol).
Buf necesito ganar algo de dinero extra para poder comprar regalos en condiciones sin quedarme seca. Ya veré si vuelvo a pintar cuadros cuando tenga tiempo libre, y si lo hago iré subiendo fotos, así que si a alguien le gustan estaré encantada de hacer algún encargo jajaja. ¡Primero he de practicar que hace meses que no pinto!
Muuua.

2 comentarios:

diana kang dijo...

how funn!!!

Carmen dijo...

Que divertidooo! Eres de Valencia? Yo llevo dos años celebrando el cumple de mi hermana en limusina es super divertido la verdad :D. Estas monisima.

Un besito

http://monpetitetoile.blogspot.com

Publicar un comentario